“Todo lo que siempre quiso saber sobre cirugía estética de mama… y nunca se atrevió a preguntar”

Comenzamos una serie de capítulos en nuestro blog inspirados en una sesión divulgativa sobre cirugía estética mamaria que habíamos preparado al año de empezar nuestra actividad en el hospital Vithas-Fátima, y que por las circunstancias que nos tocaron vivir con la pandemia del covid-19 no se pudo realizar presencialmente. El objetivo era dar a conocer nuestra actividad en este campo y, fundamentalmente, responder a muchas de las preguntas que nos hacen las mujeres en nuestras consultas.

La cirugía estética de la mama tiene un gran peso dentro del volumen de trabajo de una Unidad como la nuestra. Mientras las actividades oncológica y reconstructiva se mantienen estables durante todo el año, la cirugía estética presenta un mayor pico de demanda en la primavera y el verano. Las mujeres acuden a nuestras consultas porque desean mejorar el aspecto de su pecho mediante cirugías encaminadas al aumento o a la reducción de volumen mamario (mamoplastia de aumento o mamoplastia de reducción), a la elevación (mastopexia) o a la mejora de la simetría. Esto conduce a la satisfacción (cirugía satisfactiva) de la paciente desde el punto de vista de su imagen corporal y también, aunque sea menos reconocido, a la mejora de su calidad de vida.

La primera consulta de las pacientes que desean una cirugía estética de mama es muy importante. Debe tener el tiempo suficiente para que cirujanos y pacientes podamos llegar a un acuerdo entre lo que demanda la mujer y lo que la cirugía le puede ofrecer. Desde el punto de vista médico, debemos explicar exhaustivamente las incisiones y futuras cicatrices, las diferentes posibilidades técnicas y los resultados que se pueden conseguir con cada una de ellas. Siempre que sea posible con apoyo de imágenes de casos similares para garantizar una mejor comprensión por parte de la mujer. La experiencia nos ha demostrado que muchas mujeres se dejan preguntas olvidadas en esta primera consulta. En ocasiones es bueno facilitar un correo electrónico o contacto posterior para poder resolverlas, y este también ha sido uno de los motivos para crear este apartado dentro de nuestra página web

Cada caso es único y como tal debe ser tratado. Es fundamental hacer un buen análisis de la paciente, de su historial médico, de lo que le preocupa, de lo que quiere llegar a conseguir, para que al final después de nuestra intervención quirúrgica podamos llegar a su satisfacción plena al terminar el proceso. No debemos de olvidar que hoy en día el crecimiento de esta actividad en la unidad es gracias al “boca a boca” de las pacientes satisfechas y sobre todo con su versión más modernizada a través de las “redes sociales”.


Próximamente:

Capítulo 1

¿De lo que hablamos cuando hablamos de cirugía estética de mama?


68 visualizaciones0 comentarios